REINO FUNGI

El Reino Fungi (hongos) es uno de los más diversos del planeta y aunque hasta el día de hoy sólo se han descrito unas 70.000 especies, estimaciones de su número total, sugieren conservadoramente que podrían existir por lo menos 1,5 millones de especies, número que sólo sería superado por los insectos. Los hongos son organismos eucariontes, carentes de clorofila, heterótrofos. Esto quiere decir que son incapaces de producir sus propios nutrientes, los que obtienen por absorción y que son almacenados como glucógeno a diferencia de las plantas, cuyo compuesto de reserva es el almidón. Presentan reproducción a través de esporas.

Los hongos juegan roles muy importantes en los ecosistemas en que habitan, entre lo que destacan la descomposición de la materia orgánica y su reciclaje. Se los considera como los principales descomponedores de la materia vegetal muerta, función esencial en ambientes como los boscosos, donde descomponen la hojarasca y devuelven sus principales nutrientes al suelo. También se los puede encontrar asociados a otros organismos formando interesantes asociaciones simbióticas como líquenes y micorrizas.

El conocimiento de los hongos en la Región de Arica y Parinacota es relativamente escaso y concentrado principalmente en hongos con características de fitopatógenos, principalmente los que afectan los cultivos dentro existentes en la región. Entre los géneros de este tipo de hongos registrados se encuentran Erysiphe, Fusarium, Peronospora, Rhizopus, Puccinia, Uromyces, Ustilago, entre otros (fotos de Reinaldo Vargas y Pablo Sandoval).

Caloplaca orthoclada (centro) y Caloplaca sp. Geastrum sp. Tulostoma sp.